Shipping costs € 12 | FREE from € 99
0

Gastos de envío Península 3,99€
GRATIS a partir de 38€

Conecta con la naturaleza y mejora tu salud

¿Conectarte con la naturaleza para mejorar tu salud? Más que un mito es una realidad. El earthing es la tendencia que te pondrá literalmente los pies en la tierra.

Mientras el mundo moderno nos empuja a estar hiperconectados digitalmente en todo momento y nuestras acciones más básicas se desarrollan en entornos tecnológicos, más percibimos que hay una conexión que nos hace falta y que nos llama. En nuestras ciudades y mundos grises echamos cada vez más en falta a la naturaleza.

Y justamente el Earthing o Grounding, viene a suplir esa carencia. Esa conexión especial que tenemos con la tierra y que ella tiene con nosotros. Básicamente consiste en caminar descalzo por la grama, por la tierra, por la arena o sobre las rocas. Todas esas superficies son conectoras de la energía que emana de la Tierra.

El contacto directo del cuerpo con la carga eléctrica negativa de la Tierra realmente influye en la carga eléctrica de las células del cuerpo. Esto, a su vez, puede tener un efecto positivo y sanador para el cuerpo.

Este concepto lo sintetizó Clint Ober, un comentarista de TV retirado, quien estando en un parque, observó a las personas que lo rodeaban. Pensando en sus conocimientos de telecomunicación, recordó cómo los cables se conectaban y se protegían de otras señales que le podrán causar interferencia. Con esa idea en mente, comenzó a pensar en los beneficios que nosotros como humanos podríamos tener de estar conectados directamente con la Tierra.

Extrapolando las conexiones a tierra usadas en las telecomunicaciones a la conexión que podemos tener los humanos, empezó a observar los efectos positivos de esa conexión en sí mismo y amigos cercanos. En 2010 escribe, junto a otros profesionales de medicina, el libro Earthing en el que se exponen los beneficios y el efecto sanador asociado a reconectarse con la energía de la Tierra.

Según James Oschman, Ph.D, entrevistado para el Earthing Institute, el Earthing puede ayudar a desacelerar los efectos inevitables de la edad, que están relacionadas con procesos inflamatorios. Basándonos en que el envejecimiento tiene relación directa con el daño acumulativo de los radicales libres, neutralizarlos con antioxidantes puede ralentizar ese proceso y esta conexión a tierra parece lograrlo. Por eso se cree que conectarnos con la Tierra puede mejorar nuestra salud y su impacto es tanto terapéutico como preventivo.

Hay estudios que apoyan la teoría del Earthing. Según lo publicado en The National Center for Biotechnology Information, se plantea la posibilidad de la transmisión de electrones de la superficie de la Tierra como un recurso para la salud.

En la publicación señalan que el contacto con la Tierra -estando descalzo o en el interior de una casa conectado a sistemas conductores- puede ser una estrategia simple pero efectiva contra el estrés crónico, la inflamación, el dolor, el sueño deficiente y muchos trastornos de salud comunes, incluida la enfermedad cardiovascular.

La investigación respalda la noción que el contacto con la Tierra puede ser un elemento esencial en la ecuación para una mejor salud junto con la luz solar, el aire y el agua limpios, además de una dieta rica en alimentos nutritivos y por supuesto, la actividad física.

Cómo conectarlo con la meditación para obtener más beneficios

Pasear por la playa, pisar el césped con los pies descalzos o sentir la conexión con la naturaleza al caminar por un bosque, te llenará literalmente de energía. En la página web The Chopra Center, de Deepak Chopra, nos invitan además a combinar esta energía natural con la meditación, mientras caminas. De esta manera podrías recibir los beneficios de los dos sistemas incluyéndolos en tus rutinas diarias, siguiendo estas recomendaciones:

  • Busca un lugar natural. Un parque, algún camino natural o sendero para caminar.
  • Quítate los zapatos para lograr mayor conexión. El plástico de las suelas no es un buen conductor de energía y la idea es sentirla a través de tu misma piel. Siente su textura y temperatura en tus pies.
  • Camina lentamente y estando en el presente. Es decir, realiza la tarea concentrado en tu cuerpo, en tu entorno, en cómo te vas sintiendo. Ve observando como tus pies captan la superficie por donde caminas, los músculos que se van moviendo.
  • Sincroniza tu respiración. Inhala mientras mueves el pie izquierdo. Exhala al mover el derecho. Respira hondo, profundamente y de manera rítmica.
  • Integra un mantra, o una frase que te ayude a mantenerte centrado en lo que está haciendo.
  • Deja ir tus preocupaciones. Ve liberando tus preocupaciones con cada paso, siente como tus pies se van haciendo más ligeros al contacto con el suelo.
  • Expresa gratitud. A medida que vayas saliendo de la meditación, expresa tu gratitud. Por algo en específico o por la experiencia en general. Un simple "gracias" de despedida que te prepare para volver a tu rutina.

El autor propone que a partir de dos minutos de esta rutina pueden hacer maravillas por tu bienestar. Y la verdad es que no tienes nada que perder y mucho que ganar. El conectarte con la Tierra seguro te recargará y ¡tu salud, te lo agradecerá!

 

Fotografía Wokandapix

 


Oldest publication Most recent publication